Salva Internet

Hoy, otra vez, es otro día crítico para la libertad en Internet. Y no nos acordamos de las veces que han querido recortar nuestras libertades en nombre de los derechos de autor. Como siempre, utilizando las mismas estrategias consiguen mucho de lo que quieren y finalmente los usuarios solo dependemos de la buena voluntad de los políticos que nos representas y como bien sabemos en este país los políticos no suelen ser muy honorables.

En todo caso es volver a la misma lucha cada cierto tiempo, volver a esforzarse por evitar que nuestra libertad sea coartada por los de siempre, los mismos medios, los mismos actores, el mismo grupo de intereses.

No somos nosotros, son ellos.

https://saveyourinternet.eu/

https://www.change.org/p/european-parliament-stop-the-censorship-machinery-save-the-internet

https://savetheinternet.info/

La intervención de la SGAE es la única solución

Después de muchos años todo el mundo ha llegado a la misma conclusión. La SGAE no tiene solución y debe ser intervenida. Se pueden tener opiniones contrarias a como se deben gestionar los derechos de autor y pensar de forma diferente en como es el mejor método de distribución musical pero ahora mismo el problema en la SGAE ya no es ese.

La SGAE se ha manifestado claramente como la estercolera que ya era y ahora todo el mundo lo sabe, incluso las grandes casas musicas empiezan a renegar de un modelo que hasta ahora les beneficiaba. Poco importaba que gastaran el dinero de los autores en prostitutas y macrofiestas. Ahora, cuando el dinero ya no llega a las manos de las discográficas empieza la verdadera presión.

Según un artículo publicado recientemente el El Pais:

https://elpais.com/cultura/2018/06/30/actualidad/1530382737_909637.html

No es importante que los autores cobren por su trabajo, lo importante es que las discográficas cobren por el trabajo de los autores y sino nos enfadamos… No debemos pensar que todo es culpa de los demás. Si la SGAE está como está también es por culpa de unos autores que miraron para otro lado cuando les beneficiaba y no asumieron la responsabilidad de ser dueños de su trabajo y su carrera.

Que caiga, que caiga la SGAE. Puede ser lo único bueno de todo esto.